Skip to main content

Bienvenido Más Belén

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Murcia

La finalidad del artículo que aquí se presenta fue dar a conocer el estudio preliminar de un lote cerámico suntuoso hallado en una fosa séptica durante la excavación arqueológica practicada en el solar de la calle Nogalte, nº 12 de la ciudad de Lorca (Murcia), concretamente en el año 2002. Dicha calle forma parte del área que, desde los inicios del siglo XVI, venía experimentando un proceso de expansión urbana aparejado a la creación de servicios diversos y comercios adjuntos al camino que comunicaba los antiguos reinos de Murcia y Granada. En general, todo este arrabal vinculado a la parroquia de San Mateo fue objeto de interés por parte de las familias pudientes de la ciudad, como el sector que nos ocupa: el de la Puerta de Nogalte.

Tanto la tipología como los estilos decorativos permitieron avanzar la hipótesis respecto a que se tratara de una producción local o regional cuya cronología puede establecerse en el tránsito entre los siglos XVII al XVIII. A dicha adscripción cronológica también contribuyó el análisis de un lote de botellería de vidrio recuperado también en dicha arqueta. Sin embargo, pese al carácter suntuoso vinculado a las producciones con decoración pintada, son las cerámicas populares de origen regional murciano las que nos muestran una ocupación del entorno desde el último cuarto del siglo XVI, o ya en el primero del siglo XVII.

lamina-1

(Lámina 1)

lamina-2

(Lámina 2)

lamina-3

(Lámina 3)

 

Al ser analizado el lote cerámico que podría calificarse como vajilla de lujo, (más por sus temas decorativos que por las técnicas de elaboración) se observa que estamos ante imitaciones locales o regionales con algunos rasgos de raigambre popular.

El conjunto contiene platos de estilo Talavera (Toledo) (Lámina 1), un cuenco decorado en verde-manganeso de posible origen local (con una cronología entre los siglos XVI y XVII) (Lámina 2), y varios platos bícromos con motivos vegetales, pintados de forma estilizada en azul cobalto sobre esmaltado (Lámina 3). En este último caso, se observan analogías decorativas de origen oriental que se expandieron en las producciones cerámicas de Talavera (Toledo), Triana (Sevilla), Teruel y diversos alfares de Cataluña, durante el siglo XVII. Por otra parte, la temática del clavel podría vincularse a la “clavellina” típica de los alfares valencianos de Manises y muy populares entre finales de ese siglo y comienzos del XVIII (Lámina 3). En definitiva, las cerámicas decoradas imitaban producciones de otros centros alfareros nacionales, sin descartar que fueran obra de artesanos llegados desde las regiones citadas.

La singularidad de la vajilla suntuaria fue puesta de manifiesto también al ser integrada en la exposición “La Cerámica entre los siglos XVI y XVII en Lorca”, organizada por el Museo Arqueológico Municipal de la ciudad durante el año 2005.

Bienvenido Mas

Author Bienvenido Mas

More posts by Bienvenido Mas

Leave a Reply